15/10/10

Tapicería, Tapimaster


Calle del Lazo, 2


























"Mi padre ya era tapicero, y yo estoy por mi cuenta desde 1969. Empecé con 14 años, aprendí en la escuela de La Paloma, una institución sindical de formación profesional, de curas. De los que te pegaban campanazos en la cabeza, con Franco, ya sabes. Luego fui a la Escuela de Artes Aplicadas de la calle de la Palma, y después de la mili me separé de mi padre, y aquí estoy, en una de las calles más bonitas de Madrid, y esta es mi historia."


























"Tenemos, lo que yo llamo un Goya a la tapicería. Un premio que te da la Cámara de Comercio, pero éste no viene con sobre. Y bueno, trabajamos mueble tradicional, el de verdad, con muelles. A los artesanos nos gustan estas cosas."


























"Los tapiceros tenemos las manos trabajadas. Hago lo que me gusta y me lo paso muy bien. Trabajo con volúmenes, texturas, colores... es un oficio que te engancha a la larga. Y se tarda en aprender. Restauré el Teatro Lara entero para su centenario."


























"Tengo 4 hijas, una es bióloga, otra periodista... que va, ellas no van a continuar. Las chicas son guerreras."

2 comentarios: