26/9/10

Luthier









"Empecé en el 89, en el siglo pasado ya, pero antes estaba en la Ribera de Curtidores, y ya en el 2003 me trasladé aquí. Construyo y restauro instrumentos de cuerda y arco: violines, violas, violas de gamba... Aprendí de autodidacta, y después he hecho algún curso en Cremona, en Italia, y a base de currar, he aprendido. Yo toco un poco el chelo, pero cuando tengo que probar un instrumento, hago que lo toque un músico porque desde fuera se escucha mejor."
























"No sé si tengo buen oído, porque para mí el buen oído es el oído absoluto, es decir, el que cuando escucha una nota, inmediatamente sabe cuál es. Aquí funciona mucho la intuición, es como el cocinero, que a lo mejor prueba una cosa y dice "le falta una pizca de sal", y ¿cómo se mide una pizca de sal?... Se manejan sensaciones difíciles de medir. La sensación que me da a mí al tocar una tapa es distinta que la que le da a otro."

























"Si hubiera un secreto, alguien lo habría descubierto ya. Sería más fácil, pero no es así, por eso me gusta la comparación con el guiso. Un solomillo siempre es distinto, pues con la madera pasa igual. Es un material exclusivo, te enfrentas siempre por primera vez con él, y tienes que conseguir algo. Esa es la dificultad de hacer un instrumento."























"La restauración también está muy bien. El recuperar algo que se ha perdido, ya sea por un maltrato o un accidente. A veces tienes problemas concretos que no se te vuelven a repetir, y eso es muy creativo. Me viene material muy antiguo. Los profesionales muchos tocan instrumentos muy antiguos, aunque sean de fábrica. Las fábricas hace mucho tiempo que se inventaron. Tengo un chelo de 1850."

"Después también hago otro tipo de instrumentos, como la Cigar Box. Es para vacilar. Se la hice a un músico y luego se la regalé. Es una caja de puros convertida en violín. Esta es la parte lúdica del taller. Y luego toco la guitarra en grupo de jazz, pero somos aficionados nada más."







































No hay comentarios:

Publicar un comentario