13/9/10

Almoneda


























"El negocio lo lleva mi madre, que es la que decide lo que compramos y vendemos. Llevará unos 30 años, y bueno, yo la ayudo. Me gusta, y también el barrio. De hecho quiero escribir un libro de anécdotas, porque el Rastro es un pueblo pequeño dentro de Madrid, con sus discusiones entre vecinos, sus cuchicheos... aquí ocurre de todo. Además tengo una colección de fotos antiguas que hizo mi padre."


























"Tengo 23 años, pero sí, me gusta el oficio, aunque no la compra y venta, por eso me gustaría dedicarme al atrezo. De hecho, aquí he aprendido muchas cosas sobre muebles, monedas antiguas, restauración... incluso objetos curiosos y que si no trabajara aquí no sabría ni que existían, como un mortero, por ejemplo, o un quinqué. Y los clientes, se aprende mucho de ellos". 


















"Los domingos sacamos un puesto a la calle. Y bueno, mis abuelos se conocieron aquí, en el Rastro. Y también mis padres." Mintras hablamos con ella, entra una señora mayor y le enseña en el móvil la foto de una silla que pretende vender. Le comenta que tiene cuatro. Irene le contesta que ellos ahora no compran, le indica otro lugar donde sí lo hacen, y le aconseja que venda las cuatro sillas juntas. 


























"Los objetos difíciles de conseguir, no los buscas, los encuentras. Además, ten en cuenta que las antigüedades son únicas, no hay dos objetos exactamente iguales porque antes no se fabricaba en serie."


2 comentarios:

  1. fascinante..!

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    yo nací en la calle de la Ruda y estudié Bachillerato en el Colegio Academia Sainz-Solana, que estaba en ese portal -creo que eran los números 1 y 3- en los años 71 y 72. ¡¡Si tuvierais alguna foto de aquella época en la que se viese el rótulo del colegio o algo similar sería fantástico!!
    Un cariñoso saludo,
    Pablo

    ResponderEliminar