9/9/10

Droguería Manila

Calle de la Ruda, 15


















Loli no recuerda desde cuándo lleva abierta su droguería. "Hará unos 60 ó 70 años", dice. "La heredé de mi padre, y a lo largo de los años he visto cómo han ido desapareciendo la mayoría de los vecinos". De hecho, el de aquí al lado, el de los saneamientos, acaba de cerrar. Pero antes esta calle daba gusto, llena de puestos de verduras, las mujeres vendían por la calle, había mucha de vida".


















Loli nació en Casablanca, "en la época de las colonias. De hecho, yo no hablaba español, sólo francés, y vivíamos estupendamente, como todos los europeos en Marruecos en aquella época. Vivíamos como reyes. Pero un día mi padre decidió que echaba de menos esto, y nos tuvimos que volver. Y es entonces cuando abrió la droguería. Después me la quedé yo".


















"Antes era más divertido porque vendíamos al peso: sosa, carburo, anilina... aunque mucha gente viene pidiéndome productos antiguos, que ya no se encuentran en ningún lado, como "Dermatina", "Bellaurora", que son cremas muy baratas, y tan buenas como las de ahora. Los inmigrantes me piden muchos productos para el pelo, sobre todo ellos. Este se llama "Abrótano macho", una loción capilar anticaída".

5 comentarios:

  1. Qué buena reseña .!!Qué curiosos lugares!!Increíbles y a la vez fantásticos que estén allí como parte de la historia y la curiosidad de quien no conoce!!!Ojalá mucha gente tenga la oportunidad de visitarlos!!!
    Adelante!!! Un saludo CRISTINA
    laaldeacountry.blogspot.com
    cristinalaaldeacountry.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Pues me gustaría poder seguir usando esa loción, me fué muy bien, desde pequeño me la ponía mi Madre y me cuidaba mucho el cabello.

    ResponderEliminar